Te damos los trucos para dejar de temerle al “¿cuánto cobras?” y dar un precio justo por tus servicios.

No te imaginas los cientos de post al día que empiezan con “ay, alguien quiere pagarme por hacer esta actividad y no sé cuánto cobrarle” podemos leer en diferentes redes sociales y foros de todo tipo de profesionales: escritores, diseñadores, arquitectos y un largo etcétera.

Para que no seas uno más que pregunta el cuánto cobrar, te enseñamos todos los detalles que tienes que tener en cuenta para dar un precio competitivo para tu área de trabajo.

Calcular tarifa freelance

Antes de que te ofendas, todos los profesionales tenemos un precio. Créeme, este precio se delimita por muchas cosas: renta, transporte, capacitación, seguro, teléfono e internet y comida, así como lo que te queda como ganancia del trabajo realizado.

La otra variable que juega a la hora de determinar tu precio como profesional es el tiempo. No todos los freelance tenemos el mismo tiempo para dedicarle a los proyectos y no todos los proyectos requieren el mismo tiempo. El entender esto te dará un arma fundamental para poder negociar los precios y formas de pago.

 

Muchos profesionales hacen un proceso de 3 pasos: hacer benchmarking (o preguntar cuánto cuestan otros en el área), agrupar sus gastos y preguntar cuánto es el presupuesto que tiene el cliente para determinado proyecto. Eso sí, jamás pongas un precio al azar o muy por encima de lo que cobran los demás, tómate un tiempo para examinar el esfuerzo que le dedicarás a ese proyecto en particular.

Por toda la internet encontrarás diferentes calculadoras de tu hora, que es la forma más práctica de cobrar tus servicios, hay gente que cobra por producto terminado, e incluso puedes cobrar por iguala, dependiendo de la cantidad de cosas que puedes hacer por determinado cliente.

Puedes usar la calculadora freelancer para tener un estimado de cuanto cobrar.

Por el simple hecho de que puedes colocar los montos y dar un precio estimado por hora o por proyecto. También toma en cuenta que puedes o no trabajar fines de semana y que eso reducirá bastante la cantidad de días que tienes disponibles para trabajar.

 

Esta es la parte más complicada de calcular, ya que los precios pueden variar de acuerdo al país y a la región geográfica donde estés. Así que te recomendamos revisar estudios de competitividad o de estudios sobre el mercado freelance en tal o cual lado.

Ahora bien, hay freelancers que tienen sus precios publicados en sus webs o simplemente, ofrecen paquetes de servicios con un precio determinado que incluye varias cosas. Es importante que te fijes en esos servicios que proporciona y sepas lo que necesitas incluir o no en tu propio tabulador.

Los chicos de freelancermap tienen esta tabla en donde analizan el cuánto cobran por hora diferentes profesionales según la industria (los precios están en USD). 


Consultoría y gestión
SAPInfraestructura IT
Desarrollo software
IngenieríaDiseño gráfico, contenido y media
Estudio Freelancer
$115$104$93$80$80$78
Índice freelancermap$90$90$79$71$67$51

Otro consejo que podemos darte es que revises diferentes sitios donde se anuncian freelancers y revises los precios publicados para hacer diferentes trabajos en sitios determinados. Esto es algo que hacen muchas empresas y startups a la hora de contratar trabajadores remotos, ya que hay profesionales con perfiles similares en todas partes del mundo.

Existen 3 formas de cobrar un proyecto como freelance: por hora/día, por proyecto o por contrato. Conforme vas aumentando tu portafolio, puedes cobrar según qué cliente. Y es que no a todos los clientes se les cobra de la misma forma.

Literalmente, esta es la forma más tortuosa de trabajar, ya que requiere una organización extrema, en que tendrías que estar llenando formatos de horas para completar una cantidad equis de tareas.

 

Hay empresas en las que así lo requieren, sobre todo en proyectos que son urgentes. Y funciona para contratar trabajadores eventuales en eventos y proyectos en vida real. Pero para los freelancers con más experiencia es una estrategia que realmente no es funcional.

Esta es la forma favorita de muchos freelancer alrededor del mundo, ya que te permite trabajar de forma flexible, dedicando horas específicas a uno o más conjuntos de tareas de diferentes clientes.

 

Así lo que haces es darle valor a tu trabajo, en lugar de al tiempo que te toma hacer la tarea que se te asignó. Y lo que haces le va a reportar ciertos beneficios a los clientes que te contratan.

 

Eso sí, ten en cuenta que necesitarás un contrato que te beneficie tanto a ti como autónomo como al cliente que te contrata. En él deberás poner el alcance de tus servicios como el tiempo en que entregarás, lo que entregarás y las formas de pago, así como las penalidades en las que incurren si se incumple el mismo.

Este es el “santo grial” de los autónomos en todo el mundo. Y es a lo que debes aspirar como profesional de lomo plateado con varios años de experiencia en tu campo. Podemos decir que los proyectos a largo plazo son los que te dan estabilidad, ya que requieren cierta cantidad de entregables al mes o a la semana.

 

Como el trabajo a realizar se negocia primero, permite que se programe por adelantado y esto suele ser increíble para la productividad de muchos profesionales y la mayoría de los clientes quedan satisfechos.

 

Estos trabajos suelen ser desempeñados de manera regular. Esto podría incluir tareas del tipo de:

  • Marketing en redes sociales
  • Redacción de blogs
  • Mantenimiento y diseño del sitio web
  • Branding y Marketing
  • Creación de contenido
  • Email marketing
  • Proyectos complejos a largo plazo (los cuales requieren cierto número de horas cada semana)

Antes de lanzarte de lleno a la vida como trabajador autónomo ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Revisa el cómo emitir facturas siendo freelance. Esto es de vital importancia, ya que las políticas fiscales de cada país con respecto a los trabajadores freelance cambia. En México, por ejemplo, se requiere muchas veces estar registrado como trabajador de esa categoría. En Chile, no se requiere formatos fiscales, aunque sí se debe emitir notas de retención.
  • Habla con otros freelancers para tener una visión real del mercado. Siempre haz el networking necesario para mantenerte actualizado y hacer equipo de ser necesario. Porque no todos sabemos hacer todas las cosas.
  • Nunca calcules tarifas justas para tus gastos, siempre añade un poquito más, para que vayas creciendo.
  • Adáptate. Aunque no lo creas, el secreto para ser un freelancer exitoso consiste en la adaptación. No sólo por lo que vayas a cobrar, sino por las formas de hacer un trabajo bien hecho, del que te puedas sentir orgulloso.

Si tienes algún otro consejo para el que va emprendiendo como freelance, déjalo aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *